Travel+Lifestyle: Koyasan: Dormir en un templo Budista

Después de varios de trenes, cambios notables de paisajes y un funicular para subir la ultima parte de montaña, llegamos a Koyasan en el Monte Koya, uno de los lugares mas sagrados de Japón. Se respiraba un ambiente tranquilo y espiritual, hasta te daba por hablar en voz baja por la ciudad.

Koyasan es un pueblo en que casi la mitad de los habitantes son mojes. Es un destino de peregrinaje Budista, es una ciudad pequeña pero alberga más de cien templos y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por su importancia cultural y espiritual.

funicular para llegar a Koyasan (Monte Koya)

funicular para llegar a Koyasan (Monte Koya)

Nos quedamos a dormir en un templo Budista, en una habitación de estilo japonés, con suelo de tatami y con futones como camas. En la ciudad no hay hoteles, por ser destino de peregrinaje, piden a la gente que se hospeden en los templos.

La vista desde nuestra habitación.

La vista desde nuestra habitación.

El desayuno y la cena eran comida típica, o lo que suelen comer los monjes, shojin-ryori, que serían platos veganos preparados por ellos mismos. Para asistir a la cena, nos pidieron que nos vistiéramos con el yukata, que es el kimono de casual de verano.  

La comida shojin ryori fue introducido a Japón por China y Corea a través del Budismo. Los japoneses empezaron a desarrollar su propio estilo dentro de la cocina. Los vegetales son los ingredientes principales de la comida, los cuales varían dependiendo de la estación. En el Budismo, se cree que en el “castigo divino”, porque todas las cosas tienen una vida propia, por esta razón no se consume la carne, tampoco usan ajo ni cebolla porque dicen que es el alma de las plantas. Todos los platillos son preparados con variedades de vegetales y legumbres como la soja, y para crear comida tan diversa, se usan diferentes técnicas de cocina. Shojin ryori tiene algo muy particular en su menú, pues el numero cinco esta presente en varias formas, no solo en el numero de técnicas utilizadas para cocinar, si no que también viene representado en el numero de colores y sabores. 

Preparándonos para la cena. 

Preparándonos para la cena.